Mascarillas Homologadas

¿Cuál es la mejor mascarilla para prevenir el coronavirus?

Producto Mascarilla ANTIVIRAL Reutilitzable Meryl SKINLIFE FORCE 2.0 - Miincare


¿Qué mascarilla comprar?

La ciencia ha demostrado ya que las mascarillas son fundamentales para evitar la propagación del coronavirus, si bien no todas confieren los mismos niveles de protección. La mascarilla ideal es aquella capaz de bloquear las gotas respiratorias que provienen de la tos o los estornudos, la manera más habitual por la que las personas transmiten el coronavirus, así como también aquellas partículas más pequeñas que se encuentran en el aire y que se producen al hablar o exhalar.

Antes de adquirir una mascarilla es necesario conocer los diferentes tipos de productos de protección respiratoria disponibles y tener muy claro el más valido para protegerse contra esta enfermedad de la forma más efectiva posible.

El nivel de clasificación es primordial para garantizar la seguridad de los usuarios que portan las máscaras. Podemos hablar de dos tipos:

En función de si tienen o no válvula con filtro y el índice de protección.

Dentro de la protección existen tres categorías según su filtración mínima (del 78 %, 92 % y 98 %, respectivamente).

Y algo está claro: las mascarillas con válvula son las menos adecuadas en este momento de lucha contra COVID-19.

La Mejor Mascarilla Higiénica Reutilizable

Las máscaras protectoras fabricada en tejido 100% Meryl® Skinlife Force están entre las mascarillas que mejor protegen frente al coronavirus:

La mascarilla higiénica Sourtex Skinlife Force está elaborada 100% con Meryl® Skinlife Force, un hilo Viroblock que evita que bacterias y virus se propaguen y los neutraliza, gracias a su abundancia en composición de iones de plata.

  • Modelo patentado y homologado.
  • Mascarillas sin costuras: no comprometen la BFE (eficiencia de filtración bacteriana).
  • Es un producto reutilizable y se puede lavar hasta 100 veces.
  • Ecofriendly: cero contaminación y reciclable.
  • Es segura y no tóxica. Sin látex.
  • Su tejido inhibe y mata la reproducción de bacterias y virus.

Normas de calidad y certificados

  • Registro de la EPA de los Estados Unidos,
  • Certificado por HeiQ, Oeko-Tex Standard 100.
  • Certificado por el Centro Tecnológico Leitat.

Rendimiento

  • Eficiencia de filtración bacteriana: 91,8%
  • Presión diferencial de transpiración: 42%

MERYL® SKINLIFE

Nylstar Fábrica del tejido meryl Skinlife Force

Puede que los nombres de Nylstar o su marca Meryl no te suenen al pensar en moda o ropa si no eres un experto en el sector, pero tras estos nombres se encuentra una de las compañías de tejidos más veteranas de nuestro país y el primer hilador de Europa.

Una empresa catalana (con sede en Blanes, Girona) cuyos inventos están presentes en ropas de marcas como Adidas, Descente o Calvin Klein y que ahora se ha lanzado a dar una solución para la crisis del coronavirus centrada en un concepto clave: la economía circular para frenar el impacto medioambiental de las medidas contra el virus.

La empresa lleva en el mundo del textil casi 100 años. Nacida en 1923 y tras ver lo que estaba ocurriendo con el coronavirus. Empezaron a observar y estudiar la situación y vieron un problema clave en el que podían ayudar: la protección contra el virus estaba generando unos niveles de residuos sanitarios (y no sanitarios) imposibles de gestionar si no se hacía nada.

La premisa es sencilla. Si, como todo apunta, las mascarillas han llegado a nuestro día a día para quedarse al menos durante un largo periodo de tiempo, es hora de que pensemos en reducir su impacto en el medio ambiente. El gran problema, y en el que quieren actuar desde Nulstar a través de su marca Meryl, es el cómo hacerlo.

Conseguir la mejor mascarilla

Se unieron con el Centro Tecnológico Leitat y de la colaboración salieron las mascarillas higiénicas reutilizables Meryl Skinlife Force. Un modelo basado en la norma UNE 0065/2020 y que, como punto diferencial, según sus creadores, cuenta con una tecnología propia centrada en el uso de iones de plata en la matriz del tejido que inhibe la proliferación de bacterias, virus y hongos en el tejido, y que está aprobado por la EPA americana. Sus materiales permiten que, según la empresa, el producto pueda lavarse hasta 100 veces sin perder las propiedades, por lo que le dan una vida media de unos tres meses y en ese momento entra el siguiente paso del proceso.

Nylstar Fábrica del tejido meryl Skinlife Force
Nylstar Fábrica del tejido meryl Skinlife Force

Protección medioambiental

El resultado ha sido la fabricación de una de las mejores mascarillas para prevenir el coronavirus.
 
Entre sus iniciativas medioambientales destacan tres puntos:
  • El primero busca ahorrar gran parte del agua que gastan las empresas textiles usando un sustitutivo del algodón que necesita menos del ‘líquido elemento’, cambiando los procesos de tintado de las prendas y haciendo lo mismo con el diseño de prendas como los vaqueros.
  • El segundo busca la contaminación 0 del agua eliminando microplásticos y disolventes de la fabricación de los tejidos
  • Y el tercero es el que busca el reciclado total de cada producto pensando en un reciclado antes del que llegue al consumidor y después de que el cliente lo utilice.